La economía política de la migración forzada, más allá de la “crisis humanitaria” de la frontera entre EE.UU. y México

En junio de 2021, presenté la charla «La economía política de la migración forzada, más allá de la “crisis humanitaria” de la frontera entre EE.UU. y México» en el simposio «La Expansión del Humanitarismo: Perspectivas, Realidades y Enfoques» de la Anthropology of Humanitarianism Network (AHN) de la European Association of Social Anthropologists (EASA).

Los abusos a los derechos humanos en contra de los niños y niñas no acompañados que huyen de los países del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras, Guatemala) y México hacia EE.UU. han atraído la atención de los medios de comunicación, y se convirtieron en una problemática clave de la agenda humanitaria regional desde la “ola” de 2014. Todos los años, la incapacidad de estos Estados para abordar las causas subyacentes de la migración forzada y para implementar políticas públicas efectivas de protección para los niños y las niñas que intentan cruzar la frontera entre EE.UU. y México se convierte en una (así llamada) “crisis humanitaria” de gran escala.

Mi presentación retomó mis estudios en antropología y, actualmente, en el Diplomado de estudios latinoamericanos de CLACSO, así como mi trabajo de campo en la temática de los niños y las niñas no acompañados que son deportados tras haber intentado ingresar o solicitar protección internacional en EE.UU., en Oaxaca y Tamaulipas (México) en noviembre de 2014. Esta investigación, en el marco de la RELAF, resultó en el informe Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes Retornados. Un análisis de los contextos y las respuestas de los servicios y las políticas de protección en El Salvador, Guatemala, Honduras y México (2015, RELAF, Save the Children, UNICEF). También retomé algunas de las cosas que aprendí en mi investigación sobre las políticas de protección para los niños y las niñas no acompañados centroamericanos en México de manera remota entre 2016 y 2018, que resultó en la Guía para los programas de acogimiento familiar para niños, niñas y adolescentes migrantes, refugiados y solicitantes de protección internacional separados y no acompañados en México.

Desde el cambio de administración en Estados Unidos, han proliferado los mensajes sobre la necesidad de que tanto Washington como los gobiernos de los países de origen «aborden las causas subyacentes» del desplazamiento. Lo que más llama la atención es que se enumera a la pobreza y la violencia como causas primarias, al tiempo que se pasan por alto procesos y contextos socioeconómicos, culturales y políticos que derivaron en las circunstancias de las que las personas huyen de sus países. Entre otras, las consecuencias de las políticas económicas neoliberales en la exlusión social y los niveles de violencia, los conflictos armados respaldados por intervenciones militares extranjeras, el patriarcado, el machismo y destrucción ambiental producida por las economías basadas en el extractivismo.

Por esta razón, desde el marco teórico de la economía política de la gobernanza global, en mi presentación intenté explicar el fenómeno de la migración forzada de los niños y las niñas no acompañados en la frontera entre EE.UU. y México más allá de la perspectiva hegemónica que la describe exclusivamente como una “crisis humanitaria”. De este modo, intenté ofrecer una reflexión sobre las limitaciones de las narrativas humanitarias para dar cuenta de las problemáticas económicas y políticas estructurales que impulsar a los niños y las niñas a migrar en esta región.